Hablamos de Dylan

Después de leer "Escuchando a Dylan", Héctor se planteaba un debate imaginario conmigo sobre gustos, puntos de vista y opiniones. 

Hola Juan, la verdad es que tu libro me ha gustado mucho. Me parece fresco y ameno. Lo he recomendado a mucha gente y ya lo estoy prestando a personas que no conocen mucho la obra de Dylan. Es un libro que aunque parezca mentira ha llenado un hueco que hacía falta llenar desde hace bastante tiempo en la literatura en castellano sobre Bob. Creo que además está gustando mucho entre los aficionados.

He leído muchos libros sobre Bob tanto en inglés como en castellano y los hay de todos los colores, como ya sabrás. Al final, no sé porqué, pero acabas teniendo más tendencia a disfrutar de las cosas bien escritas y sin pomposidad, que otras mucho más ambiciosas. Hay dylanitas a los que al final se les va un poco la pinza...


Y sí, el debate cuando quieras. La obra de Dylan se expone a tantos debates como discos y canciones tiene el maestro.


Héctor, desde Durango, Bizkaia.

¿Por qué dejar que sea imaginario algo que podemos convertir en real? Hablemos de Dylan. Éste puede ser un lugar... aunque también hay muchos otros. Aquí cabemos todos.


En el blog mansionenlacolina:
Mansiononthehill dijo: 

Soy un rendido admirador de la etapa cristiana de Bob Dylan. Sin excusas. Los tres discos que editó durante aquel período (Slow Train Coming en 1979, Saved en 1980 y Shot Of Love en 1981) me parecen unas colecciones de canciones gospel apabullantes. Ademas, varios de los conciertos bootleg que he podido escuchar de aquellos años, no le van a la zaga. Ojalá alguna nueva edición oficial de la Bootleg Series pueda abordar aquella sensacional etapa y descubrir a mucha gente toda aquella explosión de creatividad. Lamentablemente, hay muchos prejuicios con el Dylan sermonero y devoto de aquellos años. Tampoco Bob, cambiando de tercio con Infidels en 1983 y olvidando casi por completo aquellas canciones en sucesivas giras, hizo mucho por reivindicar una etapa que debe ser considerada fundamental en la carrera del genio.

Saved es sin duda el album mas radical de aquella etapa. Tanto en lo lírico como en lo musical. Lastrado de una insuficiente producción (nada que ver con la nitidez y buen gusto de su predecesor), ya desde el título y la portada Dylan nos dice que solo Jesús nos puede salvar y que es solo su palabra a la que debemos honrar. Musicalmente me resulta arrebatador en su concepción gospel. Pressing On e In The Garden son dos temas de sonido sobrecogedor. La galopante Saved y la intensa y emocionante Covenant Woman son otros dos puntos álgidos del LP. También hay rock pasado por un tamiz coral como Solid Rock y estribillos potentes en What Can I Do for You?. Los primeros ecos del Dylan religioso datan del extraordinario Street Legal (no nos olvidemos) pero Saved es la punta de todo aquel iceberg religioso que hizo de Dylan, nuevamente, un personaje y un artista imprevisible y genial.


Klaatu dijo:
Ya sabes que coincido contigo. Me interesa tu punto de vista sobre el arranque de la época cristiana en "Street legal", un disco que me apasiona; para mí, muchas letras son tan crípticas en él que me pierdo. Y, como he dejado escrito en "Escuchando a Dylan", en "Infidels", pese al título, todavía queda un rastro. Sí, reivindiquemos este período dylaniano... ¿cuánto más habrá que esperar para que se edite oficialmente en DVD esa joya que es el concierto de Toronto?

Mansiononthehill dijo: 
Klaatu: Gracias por encontrar el blog y comentarlo. Si, Street Legal tiene cosas que ya dejaban entrever lo que vendría. Coros femeninos, sonido negroide en bastantes texturas, canciones como Señor, tonadas como Cambio de Guardia...Quizas no es algo muy evidente pero la semilla está ahí. Por cierto, yo también adoro Street Legal.
Y coincido que Infields todavía tenia restos de la trilogía cristiana. De hecho que a partir de entonces todos sus discos me parecen que tienen pequeños recovecos religiosos (Trying To get to heaven) que remontan a esa etapa.
Lo del DVD de Toronto seria la leche. El audio es sencillamente apabullante. Como cantaba Dylan en esa epoca por cierto!!


mansionenlacolina.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario